lunes, 13 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO...............

Que estos días traigan sociego, paz y amor a todos los hogares y parejas. Que reine la armonía, y la alegria por el natalicio del niño Jesús, les desea con mucho amor.............Vivianne Alegret

lunes, 6 de diciembre de 2010

QUE ES PROVOCAR O PROVOCACIÓN..........................

Una de las circunstancias que traen serias desaveniencias entre una pareja es la provocación. Algunas veces este desarreglo es causado por la inseguridad de la que ya hemos hablado en este blog.
Las personas inseguras creen que necesitan halagos constantes y que si no se los dan es porque no les quieren. Otras veces si la pareja mira hacía algún sitio tratamos de llamar la atención buscando que alguien nos mire y es cuando se produce una provocación.
Esto es sinónimo de inmadures, falta de tacto, y gran temor o miedo a perder la persona que amamos.
Las provocaciones en determinados momentos y lugares han traído grandes desgracias, pues una mujer que va con su pareja y trata de sonsacar a otro hombre, puede ser un gran problema para su propia pareja que en acto defensor, puede formar una riña que ha veces termina dolorosamente con muertes.
Hay que cuidar nuestra vida y la de aquellas personas que nos quieren;  tener sentido común para no provocar situaciones riesgosas y dañinas para la relación.

jueves, 28 de octubre de 2010

EL GRAN ERROR...........................




El gran error que cometemos a veces; es terminar una relación, y buscar inmediatamente una compañía para no estar solos, tratando de llenar ese espacio, vacío o esa carencia de afecto, que es adictiva y no podemos prescindir de ella.
Cuando una persona finaliza una relación, por lo que sea, pues no vamos a culpar a nadie, y la culpa no existe, lo que de verdad  sucede es la responsabilidad. Se entiende que en una pareja las responsabilidades son de dos, 50 y 50 por ciento para cada uno, pues, lo sano es darse tiempo, curar resentimientos o heridas, tratar de liberar a esa persona de nuestra vida; que no es de la noche a la mañana, y es necesario el tiempo.
Hay que; poco a poco, tratar de llenarse de nuevas brisas de la naturaleza, comenzar a pasear, si estamos tristes, tratar de llenar los días de entretenimientos, que pueden ser: lecturas, viajes, salidas con amistades o familiares, en fin volcarnos en nuevas metas.
Si pensamos que una nueva relación es lo que nos va a ayudar, podemos caer en dar con una persona que tenga características muy similares a la que teníamos cerca, o alguien que de verdad no nos conviene, quizás nos llenamos aun más de problemas y dolores de cabeza.
Hay que dar tiempo, hay que entrar en reflexiones a ver que pasó y porque nos hemos separado. Sin culpar a nadie. Tratar de ser objetivos y de enfrentarnos también con nuestras faltas, muchas veces sólo miramos a un sólo lado, y lanzamos el lodo a un tercero que no estaba ni en la relación.
Puede que seamos nosotros los adictos al amor. Está adicción es igual que la de alcohólicos o drogadictos, y para curar es necesario ir a programas de ayuda, ya que la persona que padece esta adicción, no puede salirse de relaciones, así sean malas, porque no le puede faltar una compañía, es como una botella de bebida para el borracho,  lo mismo, y no puede ese ser contenerse de buscar, o de llamar a la persona que dejó o que se alejó,  buscando inmediatamente alguien que sustituya esa carencia. Es entonces el llamado, gran error, porque no se hace una buena elección o selección y damos con personas que nada tienen que ver con nuestros sentimientos. Por el contrario caemos en una desesperación, que nos conduce a tener relaciones, que pueden hasta traer una enfermedad a nuestra vida.
Estos asuntos no se pueden tratar en un simple artículo, porque aquí juegan un papel primordial los hechos que pueden estar dañándonos y que casi siempre vienen de nuestra infancia, del afecto que no recibimos en ella, patrones que vimos en nuestros padres etc. que aun no hemos podido resolver y perdonar en nuestro interior.

Les sugiero mucha paciencia y tiempo para empezar de nuevo, hay que sanarse para empezar una nueva relación.
  

domingo, 19 de septiembre de 2010

LA AMISTAD, SUS RELACIONES SALUDABLES O NO?


Desde que somos pequeños comenzamos a relacionarnos, con nuestros amiguitos. Unos se concervan, otros por nuestras circunstancias, no continúan en nuestro entorno.
Muchos de estos seres dejan recuerdos muy lindos y alegres en nuestras vidas. Otros por el contrario, no dejan esas gratas impresiones, pero a veces son recordados por nuestra memoria.
Es difícil concervar amistades que vienen de nuestra infancia.
Muchas personas somos priviligiadas de que así sea, pero con el tiempo, nuestras relaciones amorosas, matrimonios, divorcios, mudanzas, etc. nos van alejando,  cada uno va adquiriendo ciertos comportamientos, formaciones, estudios que van debilitando y distanciando nuestras relaciones. De cualquier manera llegar hasta edades avanzadas, con amigos, es un buen síntoma de que hemos tenido un buen sentido de tolerancia, buena voluntad y el buen humor de establecer  reuniones y encuentros con muchas personas a lo largo de nuestra vida. 
Los amigos son, como las relaciones, pueden perdurar o no, pues no siempre somos afines en todos los criterios, sin embargo, si existe el respeto mutuo, las relaciones de amistades pueden sostenerse por años. 
La lealtad es muy importante dentro de la amistad. Un amigo jamás puede permitir que exista la duda o la inseguridad, porque cuando uno duda de una persona, deja de creer en ella, y en lo que nos dice y precisamente el amigo es aquel que sabe guardar nuestros secretos, sin compartirlos con nadie. Sin etiquetarnos, ni juzgarnos, la amistad se basa en el profundo respeto y la lealtad.
A veces un amigo bueno, vale más que tener una mala relación amorosa, porque la relación amorosa a veces se termina sin quedar amistad. Y la relación de un amigo es para siempre si se sabe conservar.
Los hombres son muy buenos amigos de las mujeres, porque pueden dar un consejo sin envidiarlas, pues a veces las amistades de el mismo sexo, tienen ese inconveniente, ese ruin sentimiento llamado envidia, que es querer poseer lo que tu tienes, no precisamente tiene que ser algo material, te pueden envidiar hasta tu carácter, tu físico, etc.
Si ahora acabas de terminar con una relación, no te aflijas, continua compartiendo con tus amistades. Ellas son muy valiosas, a veces nos dan el mejor consejo. Las amistades son muy saludables, hay que saber ser amigo, hay que aprender a escuchar y dejar hablar a los que desean ser escuchados. Siempre tendrás tiempo para dar tu opinión o para que te escuchen. 
Los amigos no se abandonan cuando están en baja situación o enfermos, hay que saber perdonar, y comprender cuando están más necesitados de tu ayuda y de tu compañía.
Pero si te sucediera que algún amigo te falla, cuando en realidad estás en una situación económica baja, o en un proceso de enfermedad mortal, déjalo partir con mucho amor, envíale buenos pensamientos y libéralo de tu vida; porque en realidad esa amistad no estaba construida sobre bases solidas y fuertes. No es una persona preparada para sufrir, o sencillamente suele huir de las situaciones humanas, que necesitan de su compasión y compañía.
 Siempre que alguien se aleja; Dios te envía otras personas que suplirán con amor las que han partido y esto es una realidad. De nada sirve tener amistades que van y vienen por cualquier mal entendidos o diferencias de opiniones, esas no son saludables y no son fieles ni a ti, ni a otros. Cuídate de personas que dañan y acepta las que te manifiestan su amor, bondad y afecto.


martes, 14 de septiembre de 2010

La Manipulación Y El Maltrato En Las Relaciones

 

por: Vivianne Alegret

Es muy frecuente notar cuando estamos en presencia de un matrimonio o parejas que se dejan manipular y se vuelven sumisas dentro de una relación.
Realmente es hasta penoso, pues la mayoría de las veces, esa persona que está bajo el yugo de otra, le permite ofensas en público, maltrato emocional, palabras indignas entre otros denigrantes comportamientos.
Lo increíble es ver que la víctima, que no tiene ni gota de autoestima, tiene exceso de consideración y de atenciones con ese ser que le avasalla.  Lo defiende contra todas las banderas. Y aún peor es saber, que aunque le maltraten a sus propios hijos, lo permiten sin tan siquiera reaccionar.
Cuando una persona se deja maltratar ya sea de palabras o físicamente, no se valora, no se aprecia ,ni tiene autoestima. Uno se pregunta ¿por qué no se sale de la relación? La respuesta es: por temores, por miedo a la soledad, porque piensa que no encontrará otra persona que le quiera, miedo a las amenazas, ya que sabe de lo que sería capaz una persona con tales características, todo esto y mucho más.
Si ese ser que vive bajo estas condiciones, no acepta consejos, ni ayuda y cree que lleva la vida correcta, nada podemos hacer, es triste porque estas parejas en realidad no comparten una relación de amor, ni satisfactoria.
Sin embargo en estos hogares no hay buenas vibraciones, porque aunque la víctima no hable y acepte lo antes expuesto, con el paso de los años se va convirtiendo en un ser amargado, en una persona conflictiva, triste, con cara de preocupación, se va envejeciendo, y lo peor es que comienza a comportase también cruel con otras personas.
Los manipuladores son en sí maltratadores, la mayoría de las veces se esconden detrás de profesiones o de estatus sociales, que tratan de conseguir a toda costa en el medio donde viven. Como no actúan de buena fe o con amor hacía el prójimo, tienen muy pocas amistades porque no saben conservarlas, cuando obtienen lo que desean de ellas, buscan otras nuevas personas y no les importa saber de las que ya obtuvieron un beneficio.
La persona que manipula a su pareja, casi siempre grita, habla en voz alta, lo hace para imponer el miedo o que se haga notar su presencia en la casa. También tienen un complejo de superioridad fingido porque están llenos de cobardía y arrastran grandes problemas desde la infancia.
Tratan de recriminar o culpar a los demás o a alguien  de lo que ellos mismos hacen a los demás. Forma ésta que les ayuda a desprenderse del sentimiento de culpabilidad que en sí llevan en su interior.
El maltratador aísla a su pareja de su familia, no le conviene que los seres amados de su cónyuge sepan lo que está ocurriendo y si ya lo saben o se dan cuenta, se dan a la tarea sutil de indisponer. De buscar problemas.
Los hijos de estas parejas que viven en conflicto, crecen con temores, temen a sus padres, porque conocen con que rigor y malas formas que son tratados, estos niños también crecen sumisos, pero aprenderán a tratar a otros como ellos han sido tratados.
No todos emplearan estos métodos tan insanos, pero a veces aunque han sufrido se hace innato en ellos tratar a los que le rodean como lo han hecho sus progenitores.
Pienso, reflexionando hoy, que no vale la pena vivir en este tipo de relación tan mórbida. Que no debemos pasar años bajo el yugo de nadie, que implanta el miedo en un hogar.
Que si uno no le levanta la voz a nadie, nadie tiene el derecho de hablarle con el tono de voz elevado. Creo que si no hay respeto mutuo y consideración no puede haber una buena relación.
Muy a pesar de lo que yo pienso y creo; hoy en día miles de matrimonios y parejas viven bajo circunstancias caóticas, donde hay niños que van creciendo con malos ejemplos. Los adultos son los responsables de sus propias vidas y las vidas de los infantes, por lo que hay que ser reflexivos ante lo que estamos viviendo.
No siempre hay personas sumisas, aquellos que callan, un día pueden reaccionar y cometer locuras, ya que también se cansan de aguantar maltratos. Dice un refrán: Tanto da el cántaro a la fuente hasta que se rompe.
Hoy en día estos prototipos de personas, son los que cometen esos macabros crímenes de violencia doméstica o de géneros, por ello debemos analizar nuestras relaciones, y si no están basadas en el amor salirnos de ella.
Sobre el Autor




Profesora de francés, periodista, poetisa y compositora, nació en La Habana Cuba,mujer profundamente carismática, autodidacta, que ha impartido charlas de autoayuda desde 1998.

(Articuloz SC #3259928)



jueves, 26 de agosto de 2010

RECHAZOS; CELOS; CUIDADO:...................................

Ultimamnete escuchando las noticias en más de una ocasión, una mujer y otras personas, familiares, hijos, amistades, mueren en manos de un maltratador con arma de fuego o arma blanca.
Es increible la incrementación del crimen en esta ciudad de Miami, y otras ciudades del mundo. Maxico y España también son países muy golpeados por los asesinatos y las desapariciones de mujeres en manos de hombres agresivos y afectados por la violencia.
El cine de hoy, los videos juegos, las tele-novelas y otros programas televisivos llevan ejemplos malévolos para los televidentes de diferentes edades. Hasta personas en la mediana edad están cometiendo actos abruptos que han aumentado la insidencia en estos delitos.
Es grave el asunto y no es cuestión de asustar, pero las mujeres debemos estar muy alertas cuando estamos en una relación donde hay una persona celosa, o nos gusta a veces provocar el celo para sentirnos amados o queridos.
 !Cuidado! es la palabra, hay que cuidar nuestra vida. incluso la vida de personas que nos rodean.
A veces porque no estamos enamorados rechazamos a alguien, hay que tener tacto para hacerlo pues  hay quienes no aceptan el rechazo y cometen locuras imperdonables.
No está de más hacer estos recordatorios, porque hoy día en el amanecer, un señor con una pistola dió muerte a su pareja y a la hija de esta de 15 años, en el parqueo del edificio cuando iban a subir al auto. El sr. se dió a la fuga y lo busca la policia. El crimen ya se cometió y es doloroso que personas de 39 y 15 años pierdan la vida en manos de una persona descontrolada de mente.
Hay que saber salirse de relaciones insatisfactorias, hay que cuidarse cuando alguien padece de inseguridad y de celos injustificados.
Debemos no confiarnos en una persona que parece muy decente y buena, porque las peores reacciones las tienen los mas tranquilos y callados en muchas ocasiones.
No es cuestión de vivir con miedo, sino estar alertas de quien tenemos a nuestro alrededor.
¿Que situación estamos viviendo? y si ya nos alejamos de alguien, tener cuidado no nos esté vigilando para llevar a cabo una venganza.
Este es un llamado para aquellos que se acaban de separar, o personas que provocan escenas de celos, los que viven con seres violentos o muy timidos que en ocasiones tienen arranques fuertes, en fin para cualquier persona que esté viviendo una relación problemática.
Cuidarse y alejarse es una buena solución.




lunes, 23 de agosto de 2010

LA INSEGURIDAD NOS HACE SUCUMBIR........Y RECAER

Enfermedades de aptitud: La inseguridad.

Para mi hay enfermedades que no son físicas pero son más difíciles de curar que aquellas que lo son. Ellas crecen con uno porque vienen de nuestra infancia. Por ello la importancia que tiene dar una buena atención a los niños por parte de aquellos que le cuidan.

La inseguridad es esa aptitud de la cual hoy quiero hablar y tratar de ofrecer ciertas pautas para tratar de cambiarla o eliminarla de nuestras vidas.

Cuando uno no se siente seguro es incapaz de tomar decisiones. Trata de que otros tomen la iniciativa o lo consultan todo con aquellas personas que le rodean. Este tipo de persona no puede emprender negocios y se ata a lo que tiene, aferrándose a veces a una serie de limitaciones, pobreza y otras circunstancias, porque temen perder cierto estatus y no poder hacer frente a determinadas situaciones.

Es verdaderamente triste ser una persona insegura. Es una señal de que nunca fue elogiado durante la niñez, sino más bien se le reprochaba algo, o se le dio exceso de responsabilidades con las cuales a penas podía cumplir. Algún miedo se le inculcó al niño a la hora de comer o de dormir. En fin pueden ser muchas las causas para que una criatura crezca con inseguridad.

No soy psicóloga; pero en mi vida he tenido que superar muchos obstáculos y para ello mi tarea ha sido leer, estudiar y enseñar. Por ello estos temas han sido motivación para impartir charlas y poder ayudar a los demás. No cabe dudas que es una ardua tarea vivir y que nadie nos enseña; sólo la vida a su paso nos va dando las lecciones.

Aquellos seres inseguros a veces viven en relaciones catastróficas y no se salen de ella. Soportan maltrato por no verse solos. El temor les invade, porque no se creen capaz de tomar las riendas de su vida permitiendo ser manejados como marionetas.

Hay que entrar a las profundidades de nuestros recuerdos a ver que sucedió. Cómo nos trataban nuestros padres, que nos decían de nuestro comportamiento, hay que saber que nos ha causado esta aptitud insegura.

Y una vez que hemos recordado empezar a trabajar en perdonar a quienes nos dañaron cuando éramos infantes. Esta parte es muy importante no nos debe quedar una gota de resentimiento interior.

Comenzar a tomar elecciones sin consultar a otros. Elegir lo mejor nos conviene no es tarea de nadie simplemente nuestra.

Dejar de utilizar las palabras tu crees qué y empezar a decir yo decido que esto debe ser así.

Una vez que te sientas confortable eligiendo, hay que empezar a trabajar en abrirse a la prosperidad. Pensar sin limitaciones. Empezar a decir No o Si, si es necesario sin dudar. Si estamos ligados a un pequeño salario pudiendo aspirar a uno superior, comenzar a buscar aplicaciones u otras posibilidades de cambio. No ser conformistas. Tratar de mejorar nuestra vida sin miedo, sintiéndonos con la capacidad suficiente para llevar a cabo una nueva meta.

Escribir nuestros deseos en un papel y leerlos todos los días antes de acostarnos para poder visualizarlos y materializarlos. Tachar aquellos que se cumplan y colocar nuevos en sustitución.

Vivir el día de hoy, el futuro está por llegar y el pasado ya se vivió. Pensar que hoy todo esta bien en tu mundo. Dejar a un lado la duda de lo que puede pasar. Los temores de lo que podría suceder. Sentirse seguro y rodeado de amor.

Fortalecer la fe es muy importante porque nos enseña que no estamos solos en el Universo y que alguien nos protege en todo momento. Las personas que tienen creencias y fe se sienten más seguras y acompañadas.

He aquí estas pautas que pueden ayudarte para dejar atrás una vida de inseguridades que puede hundirte en un abismo o detenerte a las inmensas posibilidades del triunfo. Si tienes un talento único que desde siempre te acompaña y no lo has puesto en función de tu vida, muéstralo, sácalo de tu interior y lucha por ese don que Dios te ha entregado. Deja los miedos, los que dirán, las inseguridades y trata de poner en marcha un plan de acción para triunfar. Lo puedes lograr. La inseguridad es una enfermedad de aptitud, supérala.